Buscar este blog

domingo, 26 de marzo de 2017

Ve la historia completa de los Anunnaki en esta impresionante miniserie de dibujos animados

Ve la historia completa de los Anunnaki en esta impresionante miniserie de dibujos animados
Es posible que haya visto documentales o películas sobre los Anunnaki, pero ¿has visto esto?

Esto es Anunnaki - Mensageiros do Vento, la primera historia alternativa de ópera rock de dibujos animados. Creado por la banda de rock brasileña Mensageiros do Vento (Mensajeros del viento), esta miniserie se basa en las traducciones de las antiguas tablillas de arcilla encontrados entre las ruinas de Sumeria, podría decirse que es la cuna de la civilización humana. 

Los antiguos textos sumerios se refieren a los Anunnaki como "Estos que descendieron desde el cielo", una raza de seres muy poderosos y avanzados que diseñaron a la humanidad cientos de miles de años atrás.

Sobre la base de los trabajos del especialista en los Anunnaki Zecharia Sitchin, ANUNNAKI - Mensageiros do Vento comienza con la citación de Endubsar, "escriba maestro, hijo de la ciudad de Eridu, criado del señor Enki, gran dios." Durante cuarenta días y noches, el leal escriba anotó toda la historia de los Anunnaki, en cuneiforme, mientras era contada por Enki.


De acuerdo con la historia del Génesis, el duodécimo planeta, conocido como Nibiru estaba poblada por seres humanoides muy similares a nosotros los seres humanos. Después de que la vida en su mundo natal se convirtió en una amenazada por extensas erupciones volcánicas, las tensiones dentro de su sociedad se convirtieron en tan gran peligro como los propios volcanes.


Un pequeño grupo es enviado en una búsqueda en todo el Sistema Solar, con la esperanza de encontrar la cura para su mundo moribundo. La fortuna sonrió en ellos y los Anunnaki encontraron la Tierra, o como ellos lo llamaban, Ki. Aquí, el aire era respirable, el clima era precioso y los recursos abundaban. Especialmente el oro.


Cuando Nibiru se acercó a la órbita de la Tierra, a unos 432.000 años antes de Cristo, los nibiruanos utilizaron naves espaciales para el envío de habitantes y mercancías esenciales desde su planeta a la Tierra. Después de llegar a la superficie, los seres avanzados establecieron bases en la antigua Mesopotamia. En memoria de la más grande metrópolis en Nibiru, los Anunnaki construyeron Eridu, su primer puesto de avanzada en la Tierra y el verdadero "Edén", algunos podrían argumentar.


Con el fin de extraer el metal precioso, las minas de oro se establecieron en el sur de África donde encontraron abundantes depósitos de oro.


Debido a que el trabajo como minero no correspondían a los maestros nibiruanos, los súbditos Anunnaki fueron enviados para hacer el trabajo por ellos. Tratados como una especie de esclavos, ellos representaban el elemento de trabajo de esta sociedad, a pesar de que sus características físicas e intelectuales se consideraron imponentes incluso para nuestros actuales estándares humanos modernos.




Debido a sus rasgos superiores, los Anunnaki pronto se rebelaron contra sus supervisores y les exigieron crear un ser inferior con el fin de hacer este insignificante trabajo en lugar de ellos. Sus líderes consultaron y finalmente llegaron a la conclusión de que un ser inferior es de hecho necesario para este tipo de trabajo de explotación, y por lo que crearon una nueva raza mediante la combinación de sus propios genes con los de los primates más evolucionados que vivían en la Tierra en ese momento, lo cual probablemente fue el Australopithecus.


En un primer momento, Enki y Ninmah (dos de los líderes) diseñaron seres con fuerza y de tamaño formidable que trabajaban para los Anunnaki en la Tierra, ayudándoles a extraer el oro. Tan perfecto como esto suena, su creación tenía un importante problema - que no podían reproducirse por sí mismos, y así los llamados "dioses" tuvieron que hacer continuamente más de ellos para mantener el proceso de minería y funcionando a la capacidad deseada.

A medida que pasaba el tiempo, Enki y Ninmah desarrollaron varios seres hasta que lograron alcanzar el objetivo deseado. Después de todo su lucha, el producto final de su conocimiento combinado fue capaz de hablar, y lo más importante, podían producir niños por ellos mismos, de esta manera la primera raza humana apareció bajo la forma del Homo Erectus.


Siempre que Nibiru se distanciaba lejos de la Tierra, una parte de los "dioses" regresó a su planeta de origen hasta que se completará el ciclo de 3600 años de nuevo, período de tiempo que los sumerios llamaron una Sar.

Mientras tanto, los Anunnaki se mantuvieron en la Tierra para hacerse cargo de las minas de oro y los llamados esclavos, precisamente como fueron clasificados por sus "dioses". Debido a que algunas características humanas también fueron encontrados en los Anunnaki, ya que los seres humanos fueron creados a su imagen, ellos con el tiempo comenzaron a pelear por deseos terrenales.


Aprovechando la situación, los esclavos formaron una alianza y se rebelaron contra sus amos, los Anunnaki como una vez lo hizo. Muchos de ellos lograron escapar de las minas y finalmente se establecieron como pueblo libre en otras partes de la Tierra, viviendo sus vidas como se representa en muchos textos antiguos - "como bestias salvajes".

Después de que ciclo de 3.600 años se terminó una vez más, los líderes de los Anunnaki volvieron a la Tierra y fue muy desagradable cuando vieron que la situación estaba fuera de control. Ellos condenaron a los Anunnaki a trabajar en las minas una vez más.

Durante su breve estancia en el planeta Tierra, el Maestro llevó a cabo más experimentos con el fin de crear una raza más sofisticada de trabajadores. Hicieron el Homo Habilis y el Homo Erectus hasta que finalmente desarrollaron una raza capaz de pensar, hablar y reproducirse por sí mismos, y así ellos crearon al hombre también conocido como Homo Sapiens.


Si desea oír el final de su historia, aquí está el enlace a la mini serie. Se trata de una inundación y la guerra nuclear.














articulo publicado en...http://conspiraciones1040.blogspot.com/2016/10/ve-la-historia-completa-de-los-anunnaki-en-esta-impresionante-miniserie-de-dibujos-animados-.html

Arqueología prohibida: Ooparts


La existencia de objetos de tecnología avanzada atrapados en rocas o piedras, indican que estos ya debían haber existido antes de la formación de estas. Esta hipótesis contradice a la actualmente aceptada concepción de la evolución humana sobre el planeta. Los han datado, los han clasificado, pero ante los sorprendentes  resultados que tales análisis han dado, estos objetos, que no deberían existir, son denominados Ooparts, objetos que desafían a la ciencia porque es imposible que estén donde están.
Resulta bastante incómodo para los científicos de nuestra era  aceptar el hecho de que nuestra civilización ha pasado por una especie de ciclos en los cuales debido a catástrofes o conflictos, nuestra raza no ha podido evolucionar de forma continua y ascendente. 
¿Quién no ha oído hablar de la Atlántida? Para muchos resulta difícil de creer, pero también es difícil creer que estemos solos en este universo. “Hay censados unos 4.000 objetos que no deberían existir, que contradicen cuanto se ha dicho y escrito sobre la historia de la humanidad, tirando por tierra los dogmas científicos e históricos y obligan a los investigadores a mirar para otro lado y fingir no haber visto nada. 
Artefacto de Coso

En febrero de 1961, en la montaña Coso en Olancha, (California) tres buscadores de geodas, Wallace Lane, Virginia Maxey y Mike Mikesell, se toparon con el extraño artefacto a 4.300 pies de altura en una de sus exploraciones. Al partir el trozo de arcilla solidificado, un objeto similar a una bujía surgió de su interior. Las superficies cortadas del cuarzo hacen pensar en los restos de algunos aparatos mecánicos. Su estructura muestra la complejidad extrema de materiales hechos por el hombre. Lo que es más remarcable es que el cuarzo puede ser datado hasta hace 500.000 años atrás. El cuarzo Coso ha sido llamado el “artefacto Coso” y la sustancia misteriosa es posiblemente como la bujía de un motor de combustión.Artefacto de CosoArtefacto de Coso
Las radiografías demostraron que el objeto, en efecto, poseía un grado de tecnología solo clasificable como contemporáneo. Esto indica que el remoto período de fabricación del componente mecánico ya contaba con una tecnología similar a la moderna. Sin embargo, muchos investigadores como Pierre Stromberg y Paul Heinrich, opinan que la bujía pudo haber quedado atrapada en hormigón ferroso formado por la oxidación del objeto.El paradero del Artefacto de Coso, así como el de otros varios ooparts, es desconocido.
Huellas de 440 millones de añosHuellas de 440 millones de años
El coleccionista de fósiles William Meister no podía dar crédito a sus ojos, cuando una mañana de 1968, en compañía de su mujer e hijas, estas le mostraron un sorprendente hallazgo. Se hallaban de excursión en la comarca de Antelope Springs (Utah), recogiendo diversas muestras de trilobites (crustáceos prehistóricos), y al parecer una de sus hijas había hallado en una roca las huellas petrificadas de dos pisadas de calzado humano. Las marcas perfectamente definidas pertenecían a un tipo de botas puntiagudas y arrojaron las siguientes medidas; 32 cm de largo, 11,25cm de ancho y 7,5 cm de profundidad en su talón.
Lo más curioso de la historia, detalle que dejo perplejo y desconcertado al Sr. Meister, es que el tacón del zapato izquierdo había aplastado precisamente un trilobites, y la huella al menos tuvo que ser impresa hace unos 440 millones de año. Hecho inconcebible según los expertos, pues la ciencia oficial cifra la aparición de la especie humana hace unos tres millones de años, y tan solo en unos 25000 años en la utilización de un primitivo tipo calzado.
En Lamos Cave(Nevada), En el año 1938 el profesor Luther S. Cressman, encontró 200 pares de sandalias perfectamente tejidas y manufacturadas, que al aplicar el método del carbono-14 arrojaron la friolera cifra de 9.000 años de antigüedad.
SandaliasSandalias
Una curiosa piedra fue encontrada en Moscú y examinada por diversos investigadores. A pesar de que las investigaciones datan la formación de la roca en la era paleozoica, esta parece albergar dos objetos semejantes a tornillos. Aunque el periódico ruso “La Vida” informara que la roca parecía provenir del espacio exterior, no se descartó totalmente que esta pudiera ser originaria del planeta Tierra.
tornillo-Galus
El objeto rocoso recuerda a otro similar caído en la provincia de Galus, Rusia, el cual al ser examinado a la luz de rayos X, arrojó la impactante imagen de 8 tornillos alojados en su interior. A lo largo del último siglo, numerosos objetos atrapados en roca asombraron a la comunidad científica por la “imposibilidad” de su existencia.
La roca que contiene al cuerpo del tornillo fue hallada por el Sr. Zhilin Wang durante una investigación de campo en la zona intermedia entre las provincias de Gansu y Xijiang. El color de la roca es de un negro inusual, y su grado de dureza también la hace particular. Su peso es de 466 gramos y sus dimensiones aproximadas, de 7 x 8 centímetros. El objeto inserto en la roca presenta todas las características del cuerpo de un tornillo ordinario, de unos 6 centímetros de longitud.
Desde su aparición, el cuerpo de tornillo ha llamado la atención de muchos científicos e investigadores, provenientes de instituciones tales como la “Oficina nacional de recursos terrestres” de la provincia de Gansu, el “Instituto de investigación de geología y minerales”, y la “Escuela de recursos y medioambiente de la Universidad de Lanzhou”. Después de varias investigaciones, los especialistas confirmaron que la roca debería tratarse como uno de los objetos más valiosos de la arqueología China y mundial. Estudiando el objeto atrapado en la roca y la forma en que el mismo yacía dentro de ésta, los científicos llegaron a la conclusión de que el artefacto en cuestión no había sido realizado por manos contemporáneas, ni por tecnología de nivel actual.
Sobre las hipótesis formuladas acerca de su origen, las más aceptadas fueron un producto de inteligencia extraterrestre, y un vestigio de una civilización prehistórica con tecnología de punta. A pesar de las diversas observaciones, hasta el momento no se ha podido confirmar si el tornillo está forjado de un material metálico o de algún otro material. Todo parece indicar que el cuerpo de tornillo de Lanzhou, fue confeccionado antes de que la roca que lo contuvo se solidificara.
Generalmente se acepta que el proceso descripto tiene lugar varios milenios antes de la era actual. Producto de civilizaciones alienígenas o humanidades perdidas en el tiempo, el tornillo de Lanzhou continuará siendo una de las varias piezas sin encajar, dentro de la concepción histórica que tenemos acerca del origen de nuestra civilización.
En 1998,una curiosa piedra fue descubierta durante una excursión en una zona rural en América del Norte, lejos de los asentamientos humanos.El ingeniero eléctrico John J. Williams descubrió lo que parecía ser un conector eléctrico que sobresale de la tierra. Él comenzó a cavar y encontraron que de que el enchufe triple se había incrustado en una roca pequeña.
Según Williams, A pesar de que podría esto dañar la credibilidad de su descubrimiento, Williams se negó a dar la ubicación exacta de su hallazgo, por temor a que el sitio podría ser despojado de otras reliquias misteriosas. Conocido como el “Enigmalith” o “Petradox”, el dispositivo presenta el aspecto innegable de un componente electrónico embebido en una formación natural, piedra granito sólido compuesto de cuarzo y feldespato (incluyendo porcentajes muy pequeños de mica.).
Después de que la piedra fue encontrada, los análisis geológico hechos datan la piedra en alrededor de 100.000 años, una imposibilidad técnica de acuerdo a la comprensión convencional de desarrollo tecnológico de la humanidad. El instrumento atrapado en el Petradox ha sido comparado por algunos investigadores a un sistema electrónico conector XLR o un componente similar.
Se presenta una atracción magnética débil, y las lecturas del medidor ohm revelan que tiene una fuerza próxima a la de un circuito abierto. El enchufe de tres puntas está en una matriz. La pieza de un diámetro de 0,3 pulgadas no parece ser fabricadas de madera, metal plástico, goma, o algún otro material reconocible.
Mientras Williams prohíbe que la muestra se rompa y sea abierta, se ha empleado un potente aparato de rayos X, revelando que el componente de la matriz se extiende en una estructura interna opaca dentro de la piedra. Mientras que los escépticos creen que es una farsa, Williams está convencido de que él ha desenterrado una reliquia auténtica de cualquiera de las hechas por el hombre antiguo o la tecnología alienígena, y está dispuesto a que los científicos lo autentifiquen. Algunos creen que los científicos se alejan de la muestra porque tienen miedo de lo que podrían descubrir. Mientras que el análisis científico podría confirmar como un elaborado engaño, también podría cambiar radicalmente nuestra comprensión de la historia de la humanidad.
Si la muestra se determina que es auténtico, los investigadores también tendrían que considerar su diseño.
¿Por qué este tipo de componente estar incrustado en una roca?.
¿Qué propósito tendría este objeto y para qué servía? Williams cree que la ubicación de su piedra ofrece más evidencia de una civilización pasada o evidencia extraterrestre.
Sin embargo, en la gran mayoría de los casos, estos artilugios tecnológicos son catalogados como bromas o rarezas naturales, debido a que las hipótesis antropológicas actuales no cuadran con la evidencia obtenida.








articulo publicado en...http://www.veritasboss.com/arqueologia-prohibida-ooparts/


Una pasión mortal por el café: ¿cómo se convirtió esta adictiva bebida en el combustible del mundo?

Portada - Bodegón con taza de café, imagen informática tridimensional. (Public Domain)
Si no puede imaginar un día sin una taza de café caliente, no es el único. Muchas de las historias más famosas del mundo guardan relación con gente que amaba el café. ¿Sabía que Benjamin Franklin era adicto a esta bebida? ¿Había oído decir que Mozart, Bach, Balzac y Napoleón no podían vivir sin él? Vamos a contar la historia de la adicción y el amor que muchos han sentido por los aromáticos granos de café.
El café, un líquido caliente y delicioso que huele maravillosamente. Millones de personas en todo el mundo no pueden vivir sin esta "bebida de los dioses" creada a partir de la reacción entre el agua y los granos de café. Se cree que los primeros que consumieron café fueron los integrantes del grupo étnico Oromo, antepasados de los actuales etíopes. La gente lleva disfrutando de los beneficios de una bebida que ellos creían que les daba mucho más poder desde al menos el siglo X. En la actualidad, los científicos han confirmado que beber café aporta muchas ventajas, pero también avisan de que una sobredosis de cafeína puede acarrear trágicas consecuencias. La historia de los personajes famosos que beben café habitualmente comenzó hace siglos, y continúa aún en nuestros días.

Música con sabor a café

Al menos dos de los más famosos compositores clásicos del siglo XVIII no podían comenzar a trabajar sin esta bebida tan de moda y tan lujosa por aquel entonces. A Johann Sebastian Bach le gustaba tanto el café que escribió una ópera sobre él. Así, compuso la Cantata del Café en el año 1732. La pieza describe el papel de esta bebida en la vida diaria de la época. La ópera giraba en torno a la historia de un padre y su hija. Adicta al café, la muchacha tenía que renunciar a su pasión por tan deliciosa bebida para poder contraer matrimonio. Sin embargo, en lugar de liberarse de su adicción al café, decide buscarse un hombre que sea tan adicto al café como ella. La cantata termina con una escena en la que ambos personajes cantan una canción describiendo lo fantástico que es beber café.
El Café Zimmermann de Leipzig, sede del Collegium Musicum durante la primera mitad del siglo XVIII. (Public Domain)
El Café Zimmermann de Leipzig, sede del Collegium Musicum durante la primera mitad del siglo XVIII. 
Del mismo modo, Ludwig van Beethoven también sentía una enorme pasión por el café. Según su biógrafo, el famoso compositor elaboraba su bebida favorita con una combinación de 60 tipos de granos diferentes.

La adicción de Napoleón al café

Napoleón Bonaparte tenía muchos hábitos poco comunes. El emperador de Francia no podía vivir sin la política, la guerra, mujeres hermosas… ni el café. Esta aromática bebida fue lo último que tomó. Una de las historias más famosas relacionadas con la debilidad de Napoleón por el café tiene que ver con sus últimos días. Según la web de la marca de café St. Helena:
“Pocos días antes del fin, el mariscal Bertrand escribía que Napoleón seguía pidiendo café, y que su nuevo 'médico', Antommarchi (era en realidad asistente de sala de disección), le permitió tomar algunas cucharadas. Entonces, como el emperador dejó de pedirlo, Bertrand escribió:
Aquella mañana, había preguntado veinte veces si podía tomar algo de café. 'No, Señor', '¿Podrían los médicos permitirme solo una cucharada?' 'No, Señor, no por el momento, su estómago está demasiado irritado, vomitaría un poco antes, tal vez.' Napoleón ya había vomitado unas nueve veces a lo largo de ese día. ¡Qué gran cambio había hecho mella en él! Lágrimas acudieron a mis ojos, al ver a este hombre formidable, que había mandado con tal autoridad, de forma tan absoluta, suplicar una cucharada de café, pidiendo permiso, obediente como un niño, pidiendo permiso una y otra vez sin conseguirlo, y no llegando siquiera a perder los nervios. En otros momentos a lo largo de su enfermedad habría expulsado a los médicos, ignorado sus consejos y actuado como deseaba. Ahora era tan dócil como un niño. Así que, aquí está el gran Napoleón: patético y humilde.”
Napoleón en su lecho de muerte, óleo de Horace Vernet (1826). (Public Domain)
Napoleón en su lecho de muerte, óleo de Horace Vernet (1826). 
Napoleón murió sin esgrimir el poder que tanto amaba. Sin embargo, durante los últimos dolorosos días de su vida, la amargura de su pérdida quedó endulzada por el delicioso sabor de su bebida favorita. Sin embargo, su debilidad por el café también lo vinculaba a la monarquía que tanto había odiado. El rey Luis XV, que ocupó el trono hasta el año 1774, adoraba tanto el aroma y el sabor del café que mandó crear una plantación de café en el Palacio de Versalles, cerca de París.

Honoré de Balzac: la corta vida de un adicto al café

Balzac es uno de los escritores más famosos de la historia de Francia. Vivió y trabajó en París durante el siglo XIX, escribiendo más de 100 libros a lo largo de sus 51 años de vida. Amado por las mujeres y siempre lleno de deudas, escribía mucho, y debía hacer gala de un espíritu sociable para, de este modo, poder satisfacer todas sus necesidades. Balzac creía que el café le aportaba la inspiración que buscaba. Su estilo de vida estaba lejos de ser saludable: al dedicarse a tantas actividades, solía escribir entre la 1:00 de la madrugada y las 8:00 de la mañana para, luego, echar una cabezada. Para evitar el sueño durante la noche, bebía café.
Honoré de Balzac (1799-1850). (Public Domain)
Honoré de Balzac (1799-1850). 
Según uno de sus amigos más cercanos, el también famoso escritor Victor Hugo, Honoré podía beber hasta 30 tazas de café al día. Lamentablemente, llegó un día que su cuerpo estaba tan envenenado por la cafeína que murió. La ya muy rica historia de su vida podría haber sido aún más fecunda, pero su pasión por el café y la forma en que lo necesitaba la acortaron cruelmente, acabando además con la posibilidad de que creara más obras literarias.
Con anterioridad, otro famoso escritor, filósofo e historiador francés, Voltaire (François-Marie Arouet), que vivió entre los años 1694 y 1778, se hizo famoso al beber entre 40 y 50 tazas de café al día. Además, Voltaire mezclaba los granos de café con chocolate. Según su médico, esta bebida energética también fue la causa de su muerte.
François-Marie Arouet, Voltaire (1694–1778). (Public Domain)
François-Marie Arouet, Voltaire (1694–1778). 

Los líderes estadounidenses y el café

Si Benjamin Franklin viviese hoy en día, probablemente sería un gran apasionado de las modernas cafeterías. Durante su estancia en Londres era un visitante asiduo a estos lugares, y disfrutaba mucho de ellos. El 26º presidente de los Estados Unidos, Theodore Roosevelt, bebía un galón de café al día. Según Thomas Jefferson, el café era la bebida del mundo civilizado. Con el paso del tiempo, los estadounidenses se convirtieron en una de las sociedades que más café consumía del mundo. Comenzaron a beberlo como ostentación de su riqueza y por moda, pero con el tiempo la cultura popular crearía una nueva imagen del café, convirtiéndolo en uno de los iconos más famosos de la gente moderna y exitosa.

Booker T. Washington cenando con Teddy Roosevelt. (Spydersden)
Booker T. Washington cenando con Teddy Roosevelt. 

Una lista interminable de bebedores de café

El número de personas influyentes que ha adorado el café a lo largo de la historia resulta impresionante: hay demasiadas historias interesantes relacionadas con esta bebida como para poder contarlas todas. Sin embargo, es digno de mención que, incluso hoy en día, mucha gente sigue viendo el café como algo más que una simple bebida: para algunos es casi una celebración mística con la que creen recargarse de energía, inspiración y creatividad.








articulo publicado en...http://www.ancient-origins.es/noticias-general-historia-tradiciones-antiguas/una-pasi%C3%B3n-mortal-por-el-caf%C3%A9-%C2%BFc%C3%B3mo-se-convirti%C3%B3-esta-adictiva-bebida-el-combustible-mundo-004153?nopaging=1


Recópolis. Lugar experimental I



Acaso Hispania y sus habitantes, honorables señores autóctonos, el lugar geográfico y planetario, social y político, en los antiguos tiempos históricos de la presencia y autoridad romana habría poseído unos ciertos límites de grandeza e importancia, algo muy significativo dentro de las estructuras generales del propio Imperio Romano, lejano territorio y lejanas gentes incluso, propuesta de descubrimiento y conquista, en el cual "lo que se veía", el asunto inmediato, su "realidad tangible" para los intereses imperiales, digamos, no sería otro que los negocios precisos, militares, económicos y sociales llevados a cabo por la diversidad de gentes de procedencia italiana.
Cuando ese enclave, Hispania, como lugar dentro del imperio desaparece y se sucede a continuación el cambio de autoridad, romanos por visigodos, lo que se advierte es una especie de engrandecimiento de ese propio lugar Hispania, Península Ibérica, para lo cual  -su dominio- exige una especie de esfuerzo añadido por parte del organigrama militar y administrativo de los preclaros hombres del pueblo visigodo que lo intentaran. Se convierte así mismo en un lugar particular y a ajeno a la organización de otros lugares anteriormente identificados como provincias romanas y dentro del mismo se desarrollan diversas opciones de señores propietarios, pueblos y presencias que en él pululan. Un lugar grande, incluso, para las posibilidades de los seculares habitantes paisanos que aquí fijaran su residencia desde antiguo.
La asimilación de formas, estructuras y modelos romanos por parte del Pueblo Visigodo no habría sido tanto un proceso de imitación de formas romanas y su adaptación a los modelos visigodos, sino producto  de una simple situación de "acultura". Los visigodos, cuando aparecieron, habrían llegado "con lo puesto", no poseían grandes veleidades de ideas en su cabeza, proyectos o infraestructura económica para hacer funcionar un reino, su "regnum". Proceso de "acultura" que por esta vez no coge desprevenidos a los habitantes paisanos del lugar, sino que quienes aparecen con esa "acultura" son los extranjeros invasores. Algo muy parecido a lo que sucediera en la muy lejana antigüedad cuando las sucesivas tribus y pueblos nómadas llegados del desierto y las montañas conquistaban Babilonia.
Pero acaso con una cierta intención e interés en lo mismo, los visigodos recurren una y otra vez a la terminología de función y las mismas leyes que ya existían, anteriores, de los romanos.
Acaso el asunto de Recópolis  -fundación de una ciudad-  podría escaparse por simpleza de esa tónica de funcionamiento instaurado por los reyes visigodos durante su presencia como autoridades en los espacios peninsulares, y se trate, sin más, de una idea absolutamente original, sin antecedentes romanos.
El cuerpo de datos en relación con ese nombre y esa ciudad  -su realidad histórica-  está suficientemente demostrado en crónicas como la de Juan de Bíclara o Isidoro de Sevilla y sus ruinas quedaron identificadas con las que aparecen en el Cerro de la Oliva, en un pueblo de Guadalajara llamado Zorita de los Canes.
Su configuración material no ocupa un gran espacio al estilo de la fundación de las ciudades del oriente civilizado, ni siquiera comparable a otras ciudades existentes en la península y se trata de una fundación "ex novo", construcción de nueva planta, aunque en ese mismo lugar, el Cerro de la Oliva, existen pruebas de habitación anterior de tiempos prehistóricos celtíberos y romanos, por los caminos y vías que conducen al cerro, y bases de viejos edificios como donde se emplaza la Basílica construida sobre viejas piedras de una modesta iglesia de tiempos romanos.
No existen datos  -y esto es algo muy importante-  de la clase de gentes, picapedreros, albañiles, arquitectos que la diseñaran y construyeran, si eran equipos del propio lugar la Celtiberia un poco al este de la capital Toledo o si fueron equipos importados del extranjero. Las observaciones sobre las ruinas advierten un cierto estilo oriental en el urbanismo, griego o bizantino, incluso en la decoración, utilización de materiales y formas y la disposición de los edificios. Pero muy posiblemente podrían ser arquitectos y albañiles procedentes del mismo lugar o desde Toledo, o llegados desde el levante-sur peninsular donde imperaban todavía esas maneras.
Recópolis, según las crónicas, fui construido por el rey Leovigildo en el año 578 de nuestra era, aunque existen otras fechas y al término de sus campañas militares de reconstrucción del reino cuando la corte quedara instalada en Toledo.
Resaltar, ahora, unos ciertos aspectos en la idea, diseño y construcción de ese lugar: primero, como producto de un sobrante de dinero y resultado de unas posibilidades políticas y económicas, como lugar experimental y como una construcción de una prevista o difusa utilidad práctica.
La ciudad o castillo, Recópolis, como sobrante de dinero o posibilidad económica y política nos hablaría de ello su propia demostración arquitectónica, la oportunidad en las cuentas del tesoro para llevarlo a cabo y un hecho producto de la pacificación del reino, su sentido de demostración de poder del rey visigodo. Según algunos especialistas Recópolis se fundó como celebración y conmemoración de la victoria en seguimiento de viejas fórmulas  romanas
.
Es necesario recordar que la costumbre entre los visigodos de posesión del trono, la corona o la jefatura, era algo que venía dispuesto por la ley, es decir, eran los nobles en asamblea quienes elegían al más idóneo o capacitado para lo mismo. En esto Leovigildo, sin embargo, utiliza viejas formas romanas que consistían en asociar los hijos al trono con la intención de, más tarde, dejárselo en herencia, en contra sin duda de las viejas leyes y costumbres de los pueblos godos. El hecho, entonces, de la fundación de la ciudad queda relacionado con el deseo del rey Leovigildo de la asociación dinástica. Juan de Bíclara e Isidoro de Sevilla dicen de manera taxativa que se llamó Recópolis "ex nómine filii...", según el nombre Recaredo. Pero Leovigildo tenía dos hijos, Hermenegildo y Recaredo y ambos asociados al trono. El mayor Hermenegildo residía en Hispalis y era duque y gobernador efectivo de aquella región, mientras que Recaredo residía junto a su padre, en la corte de Toledo. Pues se conoce que los cuidados del rey al fundar y nombrar la ciudad con el nombre del segundo no debieron de gustar mucho al primogénito Hermenegildo pues la sublevación de éste sucedió, no más, al año siguiente de la fundación de la ciudad.
Otros aspectos de lo mismo se recogen en torno a la elección del propio nombre "Recópolis" que definiría la fundación de esa ciudad. Uno de ellos es el que hace mención a si se trataba o no de una "ciudad regia". Unos historiadores están a favor y otros en contra de esa manera de ver las cosas. Alguno de ellos asegura que el nombre de Recópolis no significa "ciudad de Recaredo", sino que significa, la "ciudad del rey" o "ciudad real" si se utiliza el prefijo "reiks" (en latín rex) que sonaba como "rec" y el sufijo "polis" (ciudad). Otros autores dicen que esa misma palabra podría tener los dos significados, es decir, referirse a Recaredo y referirse a "ciudad real".
Y es curioso pensar con esta últimas interpretaciones de "Recópolis" que ya el propio rey Leovigildo en sus mientes y sus asesores debieron contemplar esas mismas posibilidades, incluso alguna tercera y que ello les pareciera algo muy conveniente.
En cuanto al segundo de los aspectos, Recópolis como lugar experimental, de ello nos habla la inexistencia de lugares parecidos en ese época y en Península Ibérica y el tiempo posible de su utilización por parte de los reyes y la corte de Toledo que no debió ser mucho, acaso unas tristes décadas y reducido al ambiente de sus fundadores, es decir, Leovigildo y Recaredo, pues los siguientes reyes habrían pasado de ello y del fin para el que fuera concebido. En realidad la vitalidad de la ciudad dura hasta el siglo VIII y con los musulmanes se llamó Medinat Recubal. Despoblado en el siglo IX, la población casi en su totalidad y sus piedras serían utilizadas para crear el enclave árabe de Zorita.
La extensión de Recópolis no es mucha, viene a ser de unas 30 hectáreas, algo más de medio kilómetro cuadrado y ocupa lo alto de un cerro descolgado en la vertiente del Tajo en el centro de una meandro del río. La estructura que demarca la ciudad es una muralla de unos 2 metros de alto calculados con poderosas torres cuadradas y a diferente distancia acaso por aprovechar los roquedales más proclives a su construcción. En el interior se suceden diversos grupos de edificios con relación urbanística entre ellos y plazas y calles longitudinales en el centro. Al lado norte aparecen los edificios nobles, una especie de planta palacial con recias columnas cuadradas a lo largo y en el centro, una planta basílica con baptisterio y otros edificios que lo relacionan. En el lado opuesto aparecen una serie de típicos edificios que por curiosidad no son viviendas de habitación, sino talleres especializados en diversos quehaceres, vidrio, orfebrería, utillaje diverso y que a su vez servían de tienda de compra y venta de los productos allí mismo fabricados y otras dependencias con aspecto de almacenes.
Pero las nuevas excavaciones del lugar muestran un aparato arquitectónico más amplio a partir del cual se comprende mejor la función y forma de vida de las gentes que habitaron Recópolis y sus alrededores. Edificios y casas tanto dentro, pero sobretodo en los lugares extramuros a ambos lados de las vías que suben al cerro y en donde vivirían una cierta clase de gentes descendientes de los viejos moradores y dedicados en su mayor parte a las labores del campo, pero también ahora, los artesanos de los talleres y los criados de palacio. Unos suministrarían los diversos productos primarios de subsistencia y otros el servicio de la nueva residencia de Recópolis.
Es de pensar así mismo que el Cerro de la Oliva fuera un lugar habitado desde muy antiguo y que continuaría siéndolo cuando los visigodos se marcharan de allí o abandonarían los intereses primeros que allí les llevaron. Leovigildo pretende crear un gran pueblo o una nueva ciudad a partir de su idea, las posibilidades de éxito y la función social y económica del propio lugar.
Se advierte así mismo, el interés desde la administración y la corte de Toledo de conseguir vecinos para la nueva ciudad. Juan de Bíclara en su crónica y referido al rey Leovigildo dice: "...estableció privilegios para el pueblo de la nueva ciudad..." Pero el mismo Isidoro de Sevilla no considera Recópolis como una fundación "ex novo" al estilo de las grandiosas fundaciones en el oriente romano o bizantino, sino como "otra cosa". Así Recópolis aparece en la crónica histórica del rey Leovigildo, pero no la incluye cuando escribe y trata de la fundación de nuevas ciudades. Recópolis, entonces, no cuadra con la idea de fundación en Isidoro, ¿por qué?
Quizás la respuesta podría encontrarse en el tercero de los aspectos propuestos para la explicación de Recópolis como es su utilidad práctica, preguntarse para lo que sirviera Recópolis, pues todos esos aspectos anteriores adornan el hecho de una cierta aureola de gratuidad y sin sentido, ya que por mucho dinero que sobre o el cierto oportunismo político las cosas no se hacen porque sí, ni las grandes ni las pequeñas.











articulo publicadio en...http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/rec-polis-lugar-experimental-i