Buscar este blog

viernes, 28 de abril de 2017

El Consejo de los Nueve



En los años 50 se dirigieron sesiones para conectar con un grupo de seres de otro mundo denominado ‘Los Nueve’, los cuales influían en el destino de la Tierra. ¿Podría existir un consejo intergaláctico de nueve miembros que dicta en secreto el rumbo de la humanidad?
Los defensores de la teoría de los antiguos astronautas mantienen que a lo largo de la historia pueden encontrarse pruebas de que estas afirmaciones son ciertas. En casi todas las culturas del planeta existen relatos sobre emperadores, reyes o faraones que consultan a un panteón de nueve dioses.
La palabra Enéada se usa para denominar al conjunto de nueve dioses que conformaban la cosmogonía de Heliópolis. Nueve Dioses que estaban vinculados directamente con su Deidad Creadora, Atum. Seres altamente evolucionados, donde cada uno pertenece a una raza determinada y en nombre de dicha raza de dicha especie tiene derecho a pertenecer al exclusivo consejo que fijan las directrices de lo que ocurre en el Universo y por supuesto en la Tierra.
los-nueve-dioses
Hubo también nueve dioses en la cultura maya, así como en muchas otras, por ejemplo, la India, también nueve dioses en la mitología nórdica y cultura olmeca. ¿Casualidad?
La extraña historia de Los Nueve comenzó en un laboratorio de investigación privado en Maine un programa gubernamental secreto llamado: “Proyecto Pingüino”. Fue establecido en 1943 para investigar lo paranormal y dirigido por un doctor médico llamado Andrija Puharich, que fue contratado por la CIA para llevar a cabo una serie de pruebas no especificadas en seres humanos, el investigador no tenía conocimiento de lo que iba a encontrar, aceptó la propuesta y se embarcó en una de las experiencias más oscuras de su vida.
Andrija -Puharich
Puharich tenía que realizar una serie de pruebas no específicas en seres humanos, así como la alteración de la consciencia el viaje astral y la comunicación inter-dimensional. En esta serie de pruebas él pudo comprobar que el Consejo de los Nueve era verdadero y cada uno de nosotros estábamos directamente comprometidos con ellos.
En diciembre de 1952, Puharich llevó a su laboratorio a un místico indio llamado Dr. DG Vinod, quien comenzó a canalizar a Los Nueve y al preguntarle cómo se llamaba su interlocutor, este le dijo que Atum…Andrija -Puharich
Los Nueve, se proclamaron a sí mismos como Dios, diciendo: “Dios es nadie más que nosotros en conjunto, los nueve principios de Dios.”
“Yo soy el principio. Estoy al final. Yo soy el emisario. Pero el tiempo original que estaba en el planeta Tierra era 34.000 de hace sus años. Yo soy el equilibrio. Y cuando digo “yo”, quiero decir porque soy un emisario de La Nueve. No soy yo, sino que es el grupo. Somos nueve principios del Universo, pero juntos somos uno”.
Puharid fue a la India, donde se reunió con un grupo periódicamente para oír la sabiduría canalizada de los Nueve.
En México, Puharich y Young conoció a Charles y Lillian Laughead, ex misioneros cristianos que se encontraban para entonces siendo miembros destacado en el floreciente movimiento de contactados OVNI. De vuelta en los Estados Unidos, unas semanas más tarde, Puharich recibió una carta de los Laugheads donde contenía mensajes recibidos por el canalizador de su grupo. Este mensaje también afirmaba venir de los nueve principios, incluso, increíblemente, incluyendo referencias a las anteriores comunicaciones transmitidas a través de Dr. Vinod. ¿Podría Los Nueve ser reales?.




articulo publicado en...http://www.veritasboss.com/consejo-los-nueve/

Samen: La ciudad subterránea perdida en el Tiempo.

Después de más de una década de excavaciones, los arqueólogos desenterraron una ciudad subterránea de dos milenios de antigüedad en Samen de Irán, Provincia de Hamedan. La ciudad, ubicada a 400 km al oeste de Teherán, provisionalmente denominado la ciudad subterránea de Samen, está “bajo la ciudad moderna de Samen,” dijo Ali Khaksar, el jefe de la oficina provincial de patrimonio cultural de Irán, la artesanía y organización de turismo (ICHTO) . De acuerdo con la agencia de noticias en línea Khabar en la provincia de Hamadan, más precisamente en el territorio de la ciudad de Samen, un grupo de arqueólogos encontró una ciudad subterránea de 2.000 años de antigüedad. Según el especialista de la Organización de la Herencia Cultural, Artes y Turismo de la Provincia, Ali Khaksar, la ciudad encontró está situada debajo Samen a 400 kilómetros de Teherán. La ciudad se compone de túneles interconectados y 25 edificios, donde vivían antiguamente sus habitantes . Pero y es aquí donde surge la pregunta. ¿Qué habitantes eran?.¿A que cultura o civilización?.¿Por qué desaparecieron o a donde fueron?... via...sabiens

El sorprendente y único ritual de incineración y enterramiento de los hogares vikingos

Portada - “Luz y estructura” - Reconstrucción de una vivienda comunal vikinga. Jutlandia, Dinamarca (Eric Gross/CC BY 2.0)
Los Vikingos tenían una tradición muy extraña y que tal vez fuera única: enterraban sus propios hogares. Desde la Edad de Bronce y hasta la Era Vikinga, los historiadores han observado que se disponían túmulos funerarios justo encima de los restos calcinados de las viviendas comunales vikingas. Generalmente, antes de pegar fuego al hogar, retiraban los postes internos que servían como vigas de soporte de la techumbre, y una vez la casa quedaba arrasada, se ubicaban sobre sus ruinas uno o varios túmulos funerarios.

Los vikingos quemaban y enterraban sus propias casas

Según informa Heritage Daily, Marianne Hem Eriksen, estudiante de postdoctorado del Departamento de Arqueología Conservación e Historia de la Universidad de Oslo, lleva ya cierto tiempo investigando estas extrañas “muertes”, así como los enterramientos de las viviendas comunales escandinavas:
“He estudiado siete enterramientos distintos de viviendas de la Edad de Hierro escandinava en cinco localizaciones diferentes: Högom en Suecia; Ullandhaug en Rogaland; Brista en Uppland, Suecia; Jarlsberg en Vestfold; y Engelaug en Hedmark”, explicaba la experta.

Eriksen cree que los túmulos funerarios no siempre estaban vinculados con muertes humanas, sino que por el contrario podrían marcar, posiblemente, la cremación y el entierro de una casa dentro de la sociedad vikinga. Según expuso al Heritage Daily: “En algunos casos no hemos podido encontrar restos humanos, ni siquiera en aquellos lugares donde cabría esperar que tales restos se hubiesen conservado. Sin embargo, los arqueólogos han asumido más o menos implícitamente que en uno u otro lugar debe haber un difunto.”
Representación artística de un poblado vikingo. (Lukasz Wiktorzak/ArtStation)
Representación artística de un poblado vikingo.

La vida en una típica casa comunal vikinga

Como informaba Robin Whitlock en un artículo anterior de Ancient Origins, la típica vivienda comunal vikinga consistía en una estructura larga y probablemente muy caótica, plagada de ruido y suciedad. Esto se debía principalmente a que eran varias las familias que, junto a sus animales (que eran ubicados en uno de los extremos de la edificación) compartían vivienda. Cerca de la zona donde estaban los animales se almacenaba también el producto de las cosechas, separados en diferentes compartimentos. El fuego era la fuente de luz y calor, pero no disponían de chimenea, por lo que las casas comunales debían estar llenas de humo. A veces, lámparas de piedra a base de aceite de hígado de pescado o de aceite de ballena como combustible servían para proporcionar iluminación adicional. Los asientos consistían en bancos de madera colocados a lo largo de las paredes o cualquier espacio disponible en el suelo.
Los muros de una vivienda comunal vikinga se construían a base de postes de madera con relleno de zarzo y barro. En Dinamarca, algunas de estas casas disponían de fraguas en su interior, aunque la fragua normalmente se ubicaba en construcciones separadas de la vivienda. El tamaño de estas casas comunales vikingas dependía de la riqueza de su dueño, y en algunas zonas de Dinamarca las pertenecientes a la realeza estaban situadas en asentamientos formados por cuatro viviendas comunales ubicadas en el interior de un terraplén defensivo circular. Cada vivienda daba acomodo a la tripulación de un barco y a sus familias. El tejado se construía con paja o tejas de madera.
Reconstrucción de una casa vikinga de la fortaleza circular Fyrkat cercana a Hobro, Dinamarca. (Malene Thyssen/CC BY SA 3.0)
Reconstrucción de una casa vikinga de la fortaleza circular Fyrkat cercana a Hobro, Dinamarca. 

¿Puede morir una casa?

La pregunta que tales prácticas hacen que nos planteemos es muy simple: ¿Puede morir una casa (o cualquier otro objeto)? Marianne Hem Eriksen tuvo que investigar profundamente los misterios de la antropología para encontrar más información acerca del vínculo entre la gente y sus casas en diferentes culturas. En declaraciones de Eriksen recogidas por Heritage Daily:
Para la gente de Madagascar, una casa tiene su propio ciclo vital. Nace, vive, crece, envejece y muere. Los Batammaliba de África Occidental realizan ritos durante la construcción de sus casas, los mismos ritos de paso que realizan para recién nacidos, adolescentes y adultos. Cuando se termina la casa, llevan a cabo otro ritual en el que ‘matan’ a la casa. La casa ha estado viva durante el proceso de construcción, y se le debe dar muerte para hacerla habitable para la gente. Muchas culturas creen que la casa está metafóricamente vinculada al cuerpo humano.

El vínculo entre el cuerpo humano y los objetos en la cultura vikinga

Después de años de investigación y estudio sobre este asunto, Eriksen está bastante convencida de que los vikingos veían un vínculo entre el cuerpo humano y la casa en la que moraban a lo largo de su vida. Como comentaba la investigadora en el Heritage Daily:
Muchas de las palabras nórdicas relacionadas con las casas derivan del cuerpo humano. Así, la palabra ventana viene de “viento” y “ojo”, y se refiere a aberturas en los muros por las que entra el viento. La palabra “hastial”, es decir la parte superior triangular de un muro sobre la que se apoya el tejado, significa cabeza o cráneo. Esta conexión entre los cuerpos y las casas podría haber inducido a los vikingos a pensar que una casa tiene cierto tipo de esencia, como una especie de alma.
Puerta de una casa comunal vikinga, Epcot Center. (One Lucky Guy/CC BY NC SA 2.0)
Puerta de una casa comunal vikinga, 
Esto posiblemente explique por qué durante ese periodo los nórdicos a menudo daban a su casa un entierro apropiado, una vez la vivienda había completado su ‘ciclo vital’. En palabras de Eriksen:
“Al quemar su casa es posible que tuvieran el  deseo de incinerarla para liberar así su energía vital. Si las casas y la gente podían formar parte de una red que tenía ‘entidad’ –vitalidad y personalidad– esto podría al menos explicar en parte la longevidad de las casas comunales vikingas en Escandinavia.”
Eriksen continúa estudiando este tema en la actualidad, y ha publicado un artículo sobre el mismo en la revista especializada European Journal of Archaeology (“Revista Europea de Arqueología”).
Reconstrucción de una vivienda comunal vikinga. (Eric Gross/CC BY 2.0)
Reconstrucción de una vivienda comunal vikinga








http://www.ancient-origins.es/noticias-historia-arqueologia/el-sorprendente-%C3%BAnico-ritual-incineraci%C3%B3n-enterramiento-los-hogares-vikingos-004252?nopaging=1

jueves, 27 de abril de 2017

El asombroso misterio de la Copa de Licurgo ¿Nanotecnología en el Pasado?

La copa de Licurgo es uno de los objetos fuera del tiempo (Oopart) más extraños e imposible de la historia. Su composición interna se basa en nanopartículas de plata y oro de 50 nanómetros que cambian de color según la luz y el líquido que contenga.
Diversas empresas y Universidades han utilizado la copa para desarrollar dispositívos de almacenamiento, hologramas y sensores.

Desde 1883 el insólito y misterioso megalito de Al-Naslaa sigue creando polémica. ¿Corte natural o artificial?...video

¿Sabías que en Purú hay una misteriosa estructura en Ñaupa...Video

Secretos de los Anasazi

Resultado de imagen de bases extraterrestres en la tierra

El gran sudoeste de Norteamérica, un lugar de extremos, de pueblos antiguos y de espíritus que todavía parecen rondar por los cañones y planicies.
Hace miles de años un pueblo ancestral floreció aquí y dejó huellas grandiosas en el sub-continente americano, grandes ciudades, moradas en los riscos y cámaras ceremoniales llamadas kivas: eran los anasazi, y hay quienes aún creen que su espíritu sigue vivo en estas tierras.
A finales del siglo XIX un gran descubrimiento tuvo lugar en el cañón del Chaco, en Nuevo México, catorce esqueletos se encontraron en una fosa común ¿Fueron asesinados?, como algunos creen, ¿sacrificados en rituales secretos?
LEYENDAS DEL CAÑON
Hoy en día la mayor parte de la población mundial vive en ciudades rodeada por un ambiente construido por el hombre. Pero muchos aún creen en otro mundo, lleno de espíritus y magia antigua, un mundo que puede ser alcanzado a través de experiencias místicas y por leyendas pasadas de generación en generación. Pero, ¿qué tan reales son estas historias que escuchamos alrededor de una hoguera?
La región llamada “Las Cuatro esquinas”, conocida así por la confluencia de cuatro estados: Arizona, Utah, Colorado y Nuevo México, es para los indígenas la tierra de los anasazi o antiguos, en idioma navajo. Se extinguieron hace mucho pero, según se dice, sus espíritus siguen teniendo una poderosa presencia. En 1897 un ranchero, en busca de ganado que se había alejado de un rebaño, realizó un hallazgo sorprendente: las antiguas moradas en riscos, en Colorado.
Los espectaculares edificios y artefactos encontrados eran evidencia tangible de una civilización avanzada que había desaparecido. Más tarde encontraría otros restos en Utah y Arizona.
El 17 de octubre de 1897, en busca de esta legendaria ciudad pérdida, se descubrió este mundo escondido y misterioso. Se encontraron edificios que nunca se habían visto ni imaginado en este territorio, edificios sin apoyo de hasta cinco pisos de alto. Una de las estructuras en el sitio arqueológico, que posteriormente sería llamado Pueblo Bonito, contiene más de 650 habitaciones.
El cañón del Chaco, con 200 yardas de ancho y más de 15 millas de largo, es el sitio de una docena de enormes complejos que incluyen más de 300 posos perfectamente circulares ¿Cuál era el propósito de estas estructuras?
Las paredes están cubiertas de misteriosas pinturas e inscripciones ¿Cuál es su significado? ¿Qué relatos extraordinarios tratan de contarnos? Nada hallado antes o después en Norteamérica se acerca en magnitud al cañón del Chaco.
Los arqueólogos se sorprendieron de la riqueza de la cerámica, las armas, las herramientas, la joyería; cada una de las piezas una obra de arte. Pero había más en este lugar, se descubrió algo macabro: en una pequeña habitación se encontró una fosa común que contenía catorce esqueletos, todos cubiertos con exquisitas joyas de turquesa.
Uno de los cuerpos contenía más de 400 gemas semipreciosas, se cree que era el de un personaje de alto rango; los otros trece son mujeres y la evidencia indica que no tuvieron una muerte natural.
Existen otras sepulturas en el cañón del Chaco, pero ninguna tan importante como ésta. Se planteaba un interrogante aún mayor, hace 20 millones de años, el cañón del Chaco era el centro de un gran mar mediterráneo pero al retirarse las aguas sólo quedó un desierto reseco. Sin agua como sostén, ¿cómo pudo florecer esta gran civilización, por qué razón querrían construir sus ciudades en este lugar? Este es sólo uno de muchos inquietantes misterios.
Las paredes del cañón eran la fuente del material de piedra para las construcciones, pero ¿de dónde provenía la madera? Los arqueólogos estiman que la gran obra de ingeniería requirió el uso de madera de 250.000 árboles, pero en la actualidad el paisaje es totalmente desolado.
Muestras de las vigas indican que la madera no era de los alrededores, algunas de las especies sólo se encuentran a distancias de más de 50 millas. Para el corte y tallado de la madera sólo se utilizaron hachas de piedra.
 El pueblo del Chaco no disponía de carretas o caballos para el transporte de la madera ¿cómo pudieron entonces transportar la madera? ¿Gracias a una técnica perdida en el tiempo? Los arqueólogos sitúan a los anasazi entre los años 900 y 1250 de nuestra era. No hay duda de que los pobladores de estas estructuras desaparecieron hace tiempo ¿Qué pasó con ellos? ¿Fue un cataclismo natural los que los hizo abandonar el pueblo? y ¿A dónde fueron?
UNA CIUDAD SAGRADA
Una serpiente puede ser sinónimo de horror y miedo pero para los amerindios tiene poderes mágicos. En 1925 un fotógrafo tuvo la oportunidad de ser admitido en un asentamiento indio hopi en el norte de Arizona. Era una ocasión única de filmar algo que nunca antes había sido filmado. Ritos que han permanecido casi sin cambios desde tiempos inmemoriales.
Los danzantes llevan serpientes venenosas vivas que fácilmente pueden morder con efectos mortales. Colocando las víboras en sus bocas los hopi afirman ser uno con la naturaleza y la tierra. Una fila de danzantes representa al antílope, cuyas patas al galope producen el sonido del trueno cuando atraviesa velozmente la planicie. Pero las nubes deben ser inducidas a dejar caer su lluvia. Como las serpientes pasan su vida tan cerca de la tierra, sólo ellas tienen el poder de invocar el poder de la lluvia. La lluvia es la clave de varios de los misterios del cañón del Chaco.
 Los anasazi eran un pueblo nómada de cazadores y recolectores, pero hace mil años dejaron su trashumancia para comenzar a construir en este lugar seco y desolado, pero ¿Por qué? El misterio fue resuelto gracias a una moderna técnica científica: la cronología de los anillos concéntricos de los árboles usados para construir en el cañón del Chaco.
Estos anillos revelan un hecho sorprendente, hace mil años se produjo un cambio climático, el comienzo de una época de grandes lluvias. Antes los anasazi dependían de la caza y recolección de frutos pero ahora podían ser agricultores, cultivar maíz, calabaza, granos y disponer de una fuente de alimento confiable. Los antiguos moradores del cañón del Chaco comenzaron a construir sistemas de irrigación.
Las herramientas eran primitivas pero construyeron a gran escala ¿cómo fueron capaces de hacerlo?
La respuesta puede hallarse en algo más que la fuerza física. Se decía que los antiguos construyeron un gran sistema de vías, pero los arqueólogos sólo encontraron caminos angostos, todo era obra de la exageración, aparentemente.
Pero más tarde, los científicos comenzaron a emplear técnicas de observación aérea. Una vasta red de vías difusa entre la vegetación y las arenas del cañón apareció de pronto. Algunas eran tan anchas como una calle moderna, algunas terminaban en las paredes casi verticales del cañón. Otros hallazgos se realizaron a cierta distancia del cañón. Con una extensión de sólo dos acres Pueblo Alto es de menor importancia que Pueblo Bonito pero dio nuevas evidencias de las denominadas “Grandes Casas”.
 Como ocurre frecuentemente en sitios arqueológicos, los montículos de basura representan una fuente valiosa de información. Más de 2000 piezas de alfarería se han encontrado en este montículo y se calcula la existencia de más de un millón de piezas; por este número tan alto de utensilios excedía las necesidades de la población estimada ¿Qué significado tenía esto? La respuesta surgió del hecho de que los depósitos no eran regulares sino conformados por capas de distinto espesor. De las muchas imágenes del cañón del Chaco ninguna aparece con más frecuencia que la espiral, el centro del profundo significado espiritual del mundo físico. La espiral de Fajada es parte de un ingenioso mecanismo para seguir el movimiento del astro rey. Está localizada detrás de tres enormes monolitos, cada año durante el solsticio de verano del hemisferio norte, un rayo de luz se cuela para formar una línea en el centro de la espiral al amanecer. Para mediodía, la llamada daga solar, puede observarse en el centro de la espiral. Un evento primordial de la vida de los anasazi, la ascendencia del astro rey queda marcada, el calendario está completo, el ciclo de la vida prevalece y la Madre Naturaleza puede continuar produciendo.
LA FURIA DE LOS DIOSES
En este lugar de historias y fantasmas, las enormes cámaras ceremoniales subterráneas, llamadas kivas, lucen sombrías y amenazadoras, pero para los antiguos pobladores eran los lugares en donde los dioses hablaban con la gente. De todas las kivas la Casa Rinconada es la más grande y compleja, también la que mejor se conserva.
Los techos y superestructuras de la mayoría de las kivas han colapsado pero en la Casa Rinconada aún es posible experimentar la danza solar una vez al año: el 21 de junio ocurre un momento mágico, como ha ocurrido durante un milenio, la luz del amanecer penetra en la kiva a través de una pequeña ventana dibujando así un rectángulo en la pared opuesta.
 Lentamente el rayo de luz sube hasta iluminar un nicho que no recibe luz en ningún otro momento del año. Durante 250 años floreció aquí una civilización, pero en cierto momento la furia de los dioses privó a los anasazi del regalo más preciado: la lluvia. El ciclo de lluvias que permitió el nacimiento del Chaco concluyó, dando comienzo a una era de sequía. Pero para los anasazi incluso la lluvia tenía un significado.
Constantemente era necesario aplacar la ira de los dioses en antiguos ritos, como una ceremonia hopi de la lluvia, en donde distintos clanes competían en juegos sagrados, de forma similar a los Juegos Olímpicos de los antiguos griegos.
Miembros de los clanes serpiente y antílope corren con pies desnudos sobre el desierto y escalan la meseta. El ganador de la dura carrera es recompensado con una jarra de agua. Todo comenzó como una competencia sagrada, pero ¿comenzaron a apreciar demasiado la victoria? ¿habrán perdido la conexión divina? Tal vez un hombre santo de los anasazi no pudo cumplir con su misión, esto explicaría una misteriosa tumba de un gran hombre y trece mujeres
¿Fue un sacrificio a los dioses? ¿Un intento de aplacarlos? ¿Fue asesinado producto del colapso del orden social por la escasez del alimento? Lo único cierto es que las lluvias cesaron y con ellas las cosechas. Los anasazi abandonaron el cañón del Chaco que ya no les servía de sostén, se vieron obligados a abandonar su paraíso.
INVASION EXTERNA
En todas las religiones los humanos pueden comunicarse con los dioses y los eventos tienen un significado que va más allá de lo físico. Quizás los dioses querían que los anasazi abandonaran el cañón del Chaco. Actualmente se cree que los hopi, suni y otras naciones indígenas cercanas a los pueblos son los descendientes directos de los anasazi, puede que los navajos no lo sean pues ellos llegaron a la zona mucho tiempo después de la desaparición de los anasazi.
 Pero anasazi es un vocablo navajo y algunos expertos se arrepienten de haber adoptado esta denominación. Después del abandono del Chaco y antes de la llegada de nuevas tribus, como los navajos, una presencia extraña se hizo sentir. Hombres altos con barba y montando enormes bestias nunca antes vistas demostrarían ser un peligro mayor que las luchas intertribales o los cataclismos naturales, como la sequía.
 En 1514 aparecieron los primeros europeos, irónicamente fueron atraídos a la zona por leyendas sobre siete grandes ciudades ricas en oro ¿Era Chaco una de ellas? Fue una coincidencia trágica que historias de los antiguos atrajeran a los destructores de su ciudad.
Los europeos eran impulsados por los tesoros, pero también por la conversión de las almas, los indígenas debían ser rescatados de sus creencias paganas por la fuerza de ser necesario. Los hombres santos de la tribu eran torturados y asesinados, los objetos rituales eran destruidos, la población indígena fue obligada a construir misiones y realizar otros trabajos.
Pero un efecto destructivo mayor fue el causado por las enfermedades traídas por los europeos para las cuales los indígenas no eran inmunes. Las epidemias atacaron y casi exterminaron la población.
Tuvieron lugar varias rebeliones, sin éxito. La gran migración de los anasazi hacia el sur fue detenida. EL VIAJE CONTINUA Entre los ideales más destructivos del hombre blanco estaba la noción de la propiedad de la tierra, la posibilidad de poseer la naturaleza.
Las autoridades estaban imponiendo nuevas creencias en cada faceta de la vida de los aborígenes, su cultura fue reprimida, sus orgullosas y largas cabelleras cortadas. Parecería que el orden antiguo se perdería, que los lazos con el pasado serían borrados.
Pero no ocurrió así, el secreto: los rituales y leyendas eran pasados de generación en generación. En la actualidad vivimos según el reloj, las horas y los minutos nos dominan, ya no la posición del Sol o de las estrellas.
La vida moderna ha roto nuestras conexiones con la naturaleza, los ritos sutiles de la vida, respetados durante tanto tiempo, son ignorados hoy en día. Cada vez más personas se vuelcan a la sabiduría de los pueblos ancestrales en busca de armonía, equilibrio y significado. Las tradiciones indígenas norteamericanas siempre han girado en torno de los espíritus.
Para los descendientes de los antiguos pobladores el cañón del Chaco es un lugar sagrado. Un lugar secreto morado por los espíritus del pasado.












Fuente: MysteryPlanet